Veinte empleos peligran en la zona de Estella por la reforma del Registro Civil

Los trabajadores de la Administración de Justicia, secundados por compañeros de la profesión jurídica realizaron ayer en Estella una concentración ante las puertas del Juzgado de la ciudad para protestar contra la propuesta de reforma del Registro Civil, que pasaría a ser gestionado por los Registradores de la Propiedad, convirtiéndose en una "privatización del servicio", según denunciaban ayer los convocantes, los sindicatos CC OO, ELA, LAB, UGT, STAJ, CSI-F. 

De seguir adelante esta propuesta, se destruirían 90 puestos de trabajo en Navarra, una veintena de los cuales pertenecerían a personas que desempeñan su labor en Tierra Estella, según se informó el jueves en la concentración. El Registro Civil de la ciudad cuenta con tres plazas de funcionario, aunque sólo dos de ellas están cubiertas en la actualidad y el resto es personal de la Administración de Justicia que atiende registros civiles y juzgados de paz repartidos por las localidades de más población de la merindad. En los pueblos más pequeños estas funciones están asumidas por personal municipal y local.

Respecto a las consecuencias que la reforma tendrá para los usuarios, los convocantes señalan un gran aumento de los desplazamientos de ciudadanos de otras localidades a los puntos donde existe Registro de la Propiedad, como puede ser Estella, en el caso de la merindad. 

También denuncian que la nueva fórmula supone un coste económico más para el consumidor, que tendrá que pagar por los servicios al Registro de la Propiedad que elija. En Navarra existen un total de 16 registradores.

La movilización que se desarrolló ayer en Estella siguió a una similar que se efectuó en la plaza de los Fueros de Tudela el día 4 de marzo y precedió a otra concentración convocada para ayer mismo en el Palacio de Justicia de Pamplona a las 13 horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada