Privatización de los Registros Civiles, por Miguel Angel Díez Cano

En la provincia de León significa desmantelar el servicio gratuito en manos de los 211 municipios y otorgarlo a poco más de una docena de registradores ubicados en la provincia y desde luego significa que los ciudadanos tienen que desplazarse a las cabeceras de los Registros (Cistierna, Sahagún, La Bañeza, Ponferrada, Astorga...) para poder conseguir, pagando, un certificado de nacimiento, defunción, matrimonio...

Este servicio que funciona con la cercanía municipal donde los propios funcionarios, secretarios de Justicia y jueces encargados del Registro Civil, hacen dicha labor desplazándose ellos en muchos casos a las sedes municipales para poner a disposición del pueblo un servicio público y gratuito, desaparece, para favorecer a un puñado de registradores. Por cierto todos sabemos cuál es la profesión del presidente del Gobierno (Registrador de la Propiedad).

El Registro Civil seguramente sea uno de los servicios más modernizados y digitalizados donde los certificados te los expiden en muchísimos casos en el mismo momento de solicitarlos, sin esperas ni demoras y todo ello por el cuantioso gasto superior a los 100 millones de euros invertidos por el Estado con nuestros impuestos, para que ahora se lo entreguen bien calentito a unos pocos registradores. 

No es de extrañar que levanten la voz los jueces encargados de los Registros Civiles, pues los datos que afectan a nuestra intimidad que constan en las inscripciones registrales, pasan de tener una tutela judicial a otro tipo de tutela privada, mermando como así manifiestan los derechos de los ciudadanos.
Si al carácter privado y oneroso que se va a otorgar al Registro, añadimos la eliminación de varios miles de puestos de trabajo, tenemos como resultado unas... como panes.

¿Qué papel se quiere dejar a los Jueces de Paz que ahora prestan el servicio de Registro Civil en los pequeños municipios?

¿Qué le queda a este Gobierno del PP de privatizar? En dos años ha fulminado muchísimos servicios públicos y aún le quedan dos años más para derrumbar todos los sistemas públicos existentes.

Por cierto ¿Dónde está Alfredo Prada Presa, diputado por León y presidente de la Comisión de Justicia del Congreso?

En definitiva, el Sr. Gallardón, con sus pretensiones, sigue machacando a sus votantes y simpatizantes, a los contrarios, a los nacidos, a los fallecidos, a los separados, divorciados, incapaces..., todos necesitan realizar anotaciones en el Registro Civil. Descanse en paz.

Miguel Angel Díez Cano, Gente en Leon 18.04.2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada