La privatización del Registro Civil pone en pie a los sindicatos en Almería

La privatización del Registro Civil a partir del 21 de julio ha puesto en pie de guerra a los sindicatos, que con el anuncio de movilizaciones tratan de defender las 3.500 plazas de interinos que corren peligro con la medida y que en la provincia de Almería afecta a 60 puestos de trabajo. Recogida de firmas contra la privatización del Registro Civil.

Desde UGT, el rechazo a lo que el sindicato considera el cierre del Registro Civil les lleva a la calle este jueves con la convocatoria de una concentración en las inmediaciones de la Ciudad de la Justicia de Almería. Un acto de protesta en el que diversos graffiteros elaborarán un cartel denuncia y los asistentes escenificarán un entierro. 



Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, ha confeccionado un calendario de movilizaciones para denunciar la privatización del Registro Civil. A la primera concentración, que tenía lugar el miércoles en la puerta de la Ciudad de la Justicia de Almería, le seguirán nuevas protestas los días 13 y 21 de marzo. CSIF considera la medida un atentado contra los derechos de los ciudadanos y de los funcionarios destinados en estos centros de trabajo que hasta ahora eran dependientes de los órganos judiciales. María Angustias Serrano, presidenta provincial del sector Justicia de CSIF Almería, asegura que se ha reiniciado una campaña para informar a los funcionarios destinados en los registros civiles, del peligro que corren más de 3.000 plazas que se pueden ver afectadas, y la merma de derechos de promoción interna, minoración de próximas ofertas de empleo público, la amortización de plazas y el despido de personal interino, sin indemnización, que en esta provincia, podría afectar a 60 plazas. CSIF está trasladando a los grupos parlamentarios autonómicos la necesidad de que, desde estas instancias, se posicionen contra la pretendida privatización. Por otro lado, se han remitido misivas a los alcaldes, haciéndoles llegar la necesidad de que se posicionen contra la privatización que perjudica claramente los intereses de sus conciudadanos, tanto económica, como de cercanía al servicio. Con todo, CSIF está denunciando ante la opinión pública, el coste para el ciudadano y el enriquecimiento de unos pocos (los registradores, como mínimo) que supone la privatización del Registro civil.

Almería360, 06.03.2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada