Cortejo fúnebre contra la privatización del Registro Civil en Bakaraldo

Ante el Palacio de Justicia de Barakaldo, las trabajadoras y trabajadores de la Administración de Justicia (dentro de la campaña que de forma unitaria están realizando los sindicatos CC.OO, ELA, LAB, CGT y UGT), han escenificado un funeral, en el que dos ángeles exterminadores de los Servicios Públicos (Rajoy y Gallardón) junto con dos enterradores vampirescos (registradores de la propiedad) han portado un ataúd con los restos del Registro civil como servicio público y gratuito, mientras detrás un grupo de plañideras lloraba desconsoladamente (la ciudadanía que va a ver como, si se perpetra esta privatización, va a tener que pagar por sus servicios). No faltando en la escena el Lehendakari Iñigo Urkullu, que observaba desde la distancia, sin mover un dedo por impedirlo.

Con este acto han querido escenificar su rechazo a este proyecto privatizador que, según sus palabras difundidas a través de un comunicado, va a suponer dejar en manos con intereses privados los datos personales de todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas desde que nacen hasta que mueres, con todas las variables que se pudieran producri, dejando en entredicho el derecho a la privacidad.

Añadiendo que esto, además, va a suponer un nuevo copago o repago, ya que si se consuma el proyecto se va a tener que pagar por todos y cada uno de los actos registrales (certificados de nacimiento, defunción, matrimonio, incapacidades, tutelas, adopciones, fé de vida y estado, expedientes matrimoniales, …). Al mismo tiempo que una importante pérdida de puestos de trabajo (300 en la C.A.V y unos 3500 en el conjunto del Estado).

Por último, han emplazado al Gobierno Vasco a que tome partido, a que no se limite a ejecutar lo que viene desde Madrid. Que defienda sus competencias, su capacidad de gestión, y que no deje que este servicio público, y los datos, de alto valor de archivo histórico que poseen todos los libros registrales, queden en manos con intereses privados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada