Registro Civil o Mercantil, por Joaquín Angel de Domingo

Vaya lío hay montado con los registros, el civil y el mercantil, a pesar de pertenecer los dos al mismo derecho privado. Y es que uno, el primero, es gratuito, eso sí económicamente hablando, porque lo que es de coste personal tiene mucho. Es una auténtica vergüenza que existan colas desde la madrugada para que nuestros mayores pidan una fe de vida u otro papeleo por cualquier otra persona. Algo, y no pequeño, funciona mal en su organización. Y casi prefiero el coste económico al de la incertidumbre de ver si soy capaz de obtener un certificado.

Y el otro, el segundo el de los registros, el mercantil, siempre ha sido de pago, nada de oficio, nada gratuito. Y hete aquí que ahora el ministerio de Justicia pretende que el registro civil lo lleven los registradores de lo mercantil de forma gratuita. Y éstos se oponen, mejor dicho el Colegio Oficial de Registradores, pues existen registradores mercantiles que han defendido la asunción de competencias gratis del registro civil, entre otras cosas porque sus empleados no se los paga el Estado sino ellos, y dicen que van a cobrar las partidas que expidan, vía arancel, pagándolas por tanto los ciudadanos, o vía partida en los Presupuestos Generales del Estado.

Ya esta el lío montado, los sindicatos de Justicia, que reclamen un registro centrado en las personas, con una organización interna moderna, evidentemente proclaman la continuidad de la gratuidad dicha, lo que choca frontalmente con los registradores que se niegan a asumir el registro civil gratis. A todo esto, estamos a un paso de la entrada en vigor de una ley de 2011 que estableció este sistema nuevo, concretamente el 22 de julio debería empezar a funcionar y, sin embargo, las negociaciones entre el ministerio y el Colegio de Registradores están rotas. Mientras tanto, se está buscando por el ministerio una fórmula nueva que satisfaga a todos, entre ellos a los actuales funcionarios de los registros civiles, más de 3.000, que no desean desaparecer de los mismos, y ser adscritos a otros puestos de trabajo.

Ya ha habido manifestaciones todos los jueves, y las que quedan, imagino, en las puertas de los registros civiles de toda España, si el ministerio sigue con los pies redondos. Pero también es cierto que, se dice, en un plazo de un par de semanas el ministerio va a tomar una decisión o al menos va a plantear a los registradores mercantiles y a los funcionarios de Justicia adscritos a los registros civiles, dos o tres alternativas nuevas. Y con una prórroga de hasta un año para poder poner en práctica el nuevo sistema, sea el que sea.

Lo malo es que este no es el único frente que los registradores tienen abierto con el ministerio de Justicia. Otro, es el recurso contencioso administrativo que el Colegio de Registradores ha presentando contra diho ministerio al considerar que excede de su ámbito normativo la instrucción de la dirección general de los Registros y del Notariado, que regula el funcionamiento del sistema de distribución y gestión del código identificador de una entidad jurídica acerca de las personas que intervienen en los contratos de derivados financieros.

El tercer frente es la denuncia que ante la Agencia de Protección de Datos ha presentado la Junta de Gobierno contra la web del ministerio de Justicia por el empleo de logotipos y datos del Colegio de Registradores sin su autorización.

Así las cosas, veo muy claro que lleguen pronto a un acuerdo.

Joaquín Angel de Domingo, en La Opinión de Murcia 21.03.2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada