Denuncian la privatización del Registro pese a «romper» Gallardón con los registradores

La última concentración del mes de marzo contra la privatización del Registro Civil de Alicante, ubicado en la calle Los Doscientos, se convirtió ayer en una «chorizada», que simboliza los casos de corrupción que existen en la Comunidad Valenciana y que también reivindica un rechazo contra los recortes de los servicios públicos y gratuitos. La concentración, convocada por los sindicatos adscritos al sector Justicia, se lleva practicando ya varios jueves consecutivos contra la privatización del Registro Civil.

El responsable de UGT en materia de Justicia, Juan Pedro Pelegrín –sindicato organizador de la «chorizada»– manifestó que «pese a que parece que el Ministerio de Justicia ha roto las negociaciones con el Colegio de Registradores, al no llegar a un acuerdo, las protestas se mantendrán» y añadió Gallardón «mantiene la intención de buscar fórmulas alternativas para que este servicio público pase a manos de colectivos no judiciales»

Además de sindicalistas y trabajadores, también se han unido a las protestas de los jueves los propios usuarios del servicio, principales afectados de la privatización al tener que pagar más trámites.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada