Los secretarios municipales perderán las funciones de Registro Civil dentro de un año

El partido judicial de Benavente desaparecerá con la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial y la futura Ley de Demarcación y Planta propugnadas por el ministro de Justicia Alberto Ruíz-Gallardón, que también suprime los juzgados de paz, y simultáneamente todas las poblaciones de la comarca con juez de paz y los juzgados de Benavente dejarán de prestar el servicio de registro civil.

Esto ocurrirá en el plazo de un año, según acaba de comunicar el Área de Asistencia a Municipios de la Diputación a los ayuntamientos de la comarca. La publicación del Real Decreto de Medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia publicado la semana pasada en el Boletín Oficial de Estado, prorroga la entrada en vigor de la Ley del Registro Civil y establece como fecha máxima para su entrada en vigor el 15 de julio de 2015.

A partir de ese momento, o antes si se adelantará la vigencia de la norma, la competencia para la llevanza del Registro Civil será de los registradores que tengan a su cargo las oficinas del Registro Mercantil, "sin renuncia a principios esenciales del Registro Civil como es el carácter gratuito de la prestación del servicio público del mismo, tanto para los ciudadanos como para las administraciones públicas".

Hasta entonces, los secretarios municipales de los ayuntamientos con juzgados de paz y que por convenio con el Ministerio de Justicia realicen esta función , seguirán realizando los asientos correspondientes (nacimientos, decesos y matrimonios) y podrán seguir expidiendo certificaciones.

A partir del 15 de julio, siempre y cuando una nueva disposición no introduzca nuevas variaciones, cualquier ciudadano de la comarca o de la provincia que necesite una certificación o registrar un nacimiento, una defunción o un casamiento, tendrá que desplazarse al Registro de la Propiedad o Mercantil. Todavía no está claro si en el caso de Benavente el Registro de la Propiedad asumirá estas funciones o si se centralizarán únicamente en Zamora; de cualquier modo la nueva ley está abriendo ya un fuerte debate debido al desplazamiento que tendrán que realizar los habitantes de las zonas rurales y sobre el obligado traspaso de cientos de libros y asientos a los registros desde los ayuntamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada