El Colegio reitera que los registradores no quieren gestionar el Registro Civil

El Colegio de Registradores se niega a que el colectivo gestione el Registro Mercantil, tal y como ha anunciado que sucederá el ministro de Justicia, Ruiz-Gallardón.

Así lo confirmó ayer, en rueda de prensa el decano de la institución colegial, Gonzalo Aguilera, quien explicó que"los costes de llevar el Registro Civil serán muy elevados y saldrán del bolsillo de cada registrador mercantil, como ocurrió en el caso de las nacionalidades, o en el de los código identificador de entidad jurídica (LEI), en el que "los registradores terminaron pidiendo ayuda al Colegio para poder sacarlo adelante".

Afirmó que le llama "poderosamente la atención" la propuesta del Ministerio de que el servicio público del Registro Civil, que ahora gestionan 452 juzgados y 8.000 juzgados de paz, pase a ser prestado por cien registradores con sus propios medios.

Explicó, ante las declaraciones de algunos registradores mercantiles a favor de la propuesta de Ruiz-Gallardón, que "la única voz autorizada para expresar la opinión del sector es el Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles" y señaló que la mayoría del colectivo apoya a la Junta de Gobierno

Aguilera explicó que "tenemos que evitar que se pueda crear un cisma en la profesión" y lamentó que Ruiz-Gallardón no se haya puesto en contacto con la Junta de Gobierno para explicar en que consiste su propuesta. "No queremos ganar dinero, sino no soportar los costes", concluyó.

Tras la rueda de prensa, fuentes del Ministerio de Justicia aseguraron a elEconomista que "corresponde al Gobierno de la Nación decidir en cada momento sobre los medios y la forma más adecuados para prestar eficientemente los servicios públicos esenciales para los ciudadanos.

Dijeron que "el Gobierno en ejercicio de sus funciones, ha decidido encargar la llevanza del registro civil a los registradores mercantiles, atendiendo a su especial capacidad, unificando en una sola institución el registro de personas, tanto físicas como jurídicas, y todo ello sin alteración de las normas arancelarias vigentes y sin coste alguno para al ciudadano.

Y recordaron que "los registradores mercantiles tienen el carácter de funcionarios públicos para todos los efectos legales y actúan bajo la dependencia del Ministerio de Justicia. No corresponde al Colegio de Registradores decidir sobre qué funciones públicas pueden o deben desempeñar los registradores ni en qué condiciones deben prestarlas".

Por otra parte, la Asociación de Registradores Bienvenido Oliver (Arbo) publicaba ayer en su web un extenso escrito en el que exigía "con toda energía a los órganos del Colegio el abandono de las insensatas actitudes obstruccionistas y de oposición a los proyectos gubernamentales", que han llevado a que se otorgue solo a los registradores mercantiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada