"No olvidemos que Rajoy es un registrador de la propiedad"

CCOO hizo anteayer en Cádiz un llamamiento a la movilización contra la "privatización" del Registro Civil, una medida que considera "una auténtica aberración". Una concentración (convocada para mañana, a las doce del mediodía, ante el Registro Civil de la capital gaditana, en el Estadio Carranza) tratará de difundir una campaña en favor de una iniciativa legislativa popular que pretende reformar la ley que entrará en vigor el próximo julio. En la provincia de Cádiz han sido recogidas ya 3.000 firmas. 

"No olvidemos que Rajoy es un registrador de la propiedad", dijo ayer Araceli Camacho, delegada sindical, que ayer compareció en una rueda de prensa junto con otros representantes de CCOO: Javier Fernández, responsable de Justicia en Cádiz, José Luis Sánchez, del Campo de Gibraltar, y Lola Rodríguez, secretaria general del sindicato en Cádiz. El presidente del Gobierno, opinan los portavoces de CCOO, está preparándose una buena salida porque es público y notorio que a los registradores se les ha terminado el nicho de trabajo que tenían hasta que estalló la burbuja inmobiliaria. "A partir de ahora, se han dicho, vamos a registrar nacimientos, defunciones y todos los trámites que hace el Registro Civil". 

Lola Rodríguez enmarcó el cambio previsto por la ley en "el afán privatizador del PP" y dijo que la medida pondrá en peligro 5.000 empleos ligados a la actividad del Registro Civil en todo el país y hará que un servicio deje de ser gratuito, público y cercano a la ciudadanía. "No se puede hacer caja de lo público perjudicando a la ciudadanía", señaló. 

José Luis Sánchez explicó que la actividad que ahora realiza el Registro Civil recaerá en registradores y notarios y, por tanto, "en empresas privadas cuyos trabajadores no son funcionarios". 

Javier Fernández comentó que la medida dejará los datos personales y sensibles de la ciudadanía "en manos de los empleados de pymes"; es una "aberración" que ya ha sido denunciada ante la Unión Europea y que es "incoherente" con los argumentos que el mismo PP esgrimió para rechazar la reordenación del sector público en Andalucía, añadió. 

Fernández dijo que una de las estrategias que utiliza el Gobierno para justificar la privatización es la de saturar los Registros Civiles y hacer que funcionen mal, de manera que eso genere protestas de los ciudadanos obligados a hacer largas colas y a esperar durante horas para resolver trámites sencillos como conseguir un certificado de nacimiento. En cualquier otro departamento se ha puesto en marcha la cita previa para evitar las esperas, pero curiosamente no en el Registro Civil, apuntó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada