El Ministro de Justicia anuncia a las organizaciones sindicales que no entregará a los Registradores la gestión del Registro Civil

Una vez más, para CCOO se demuestra que la lucha por los derechos es útil; que cuando se mantiene, cuando se comparte y no se da por perdida, SIEMPRE hay posibilidad de no perder derechos, de recuperarlos o de conquistarlos

Aunque la reunión sobre el Registro Civil estaba convocada para la tarde de ayer, a la que CCOO había exigido la presencia del ministro por escrito, éste se presentó en la reunión que se estaba celebrando por la mañana del 28 de abril y HA ANUNCIADO: 

1º) Que el Gobierno derogará las disposiciones adicionales relativas a la privatización del Registro Civil del RD-ley 8/2014 y la Ley 18/2014. Lo hará mediante la presentación de enmiendas a la Ley de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil. Anularán también las disposiciones relativas a los Registradores de asuntos relacionados con el Registro Civil, entre ellos, la regulación de la tramitación de los expedientes de nacionalidad por residencia contenida en el Proyecto de Ley de Nacionalidad de los sefardíes, así como el uso de la plataforma electrónica de los registradores para la tramitación de los expedientes de nacionalidad y el cobro de aranceles de los Registradores por las actuaciones derivadas de los expedientes de nacionalidad, tal y como solicitó CCOO a los grupos parlamentarios que presentasen enmiendas en ese sentido. 

2º) Ampliará la entrada en vigor de la Ley 20/2011 al menos hasta julio o diciembre de 2016, e incluso estudiará la propuesta de los sindicatos de llevar la vacatio legis hasta julio de 2017. 

Sin embargo, la Ley 20/2011 pervivirá inalterada, es decir, sin atribuir al personal de la Administración de Justicia la llevanza de los Registros Civiles, sin mantener dentro de nuestra Administración los Registros Civiles, y con una fuerte reducción de su número. Nuestra lucha consistirá ahora en cambiar la Ley 20/2011 en estos aspectos.

CCOO ha exigido al ministro de Justicia que acepte nuestro modelo de Registro Civil, que es y va a ser inalterable: Un Registro Civil gratuito y público, servido por el personal de la Administración de Justicia y siendo los encargados los secretarios judiciales. Lo que se debe negociar es la mejora de las infraestructuras tecnológicas y las mejoras de los medios materiales y personales, pues nuestra apuesta es la más sólida: tenemos los edificios, el personal de Justicia con alta cualificación y las miles de oficinas de Registro Civil (8.122 en toda España) para dar el mejor servicio a la ciudadanía. 

Sin perjuicio de lo anterior, para CCOO es un logro HISTÓRICO el haber obligado al Gobierno a RETIRAR SU PRIMER INTENTO DE PRIVATIZACIÓN EN LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA. Un logro de los trabajadores/as, de diversas plataformas y colectivos sociales y profesionales, de la ciudadanía en general. UN LOGRO también de CCOO que NUNCA se resignó a la privatización, que planteó todo tipo de enmiendas a los proyectos de ley, de denuncias judiciales ante los tribunales españoles; que ejerció el derecho de petición ante el Parlamento Europeo y que, también logró que el Congreso aceptara la ILP que presentó contra la privatización del Registro Civil y que, en menos de un mes, superó las 100.000 firmas. Porque para ganar esta lucha no basta con hacer hojas informativas de consumo interno, mostrando simplemente el rechazo a la privatización del Registro Civil, hacía falta actuar, estar la movilización junto con los trabajadores y emprender acciones audaces, como ha hecho CCOO. Sólo se pierden las batallas que se abandonan.

GRACIAS AL ESFUERZO DE MILES DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE LOS REGISTROS CIVILES EN ESA RECOGIDA DE FIRMAS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada