Trabajadores de Justicia de Ourense, contra la privatización del Registro Civil

La Junta de Personal, convocante de la protesta de la ciudad, sujetó una de las pancartas de la concentración, con el lema 'O rexistro civil é teu, sálvao' con el propósito, expresado por su presidente Teo Fernández, de llamar la atención de los ciudadanos "sobre lo que supondrá para los bolsillos, este nuevo proyecto de desmantelamiento progresivo de los servicios públicos", explicó.

Según añadió el delegado sindical de CC.OO., Antonio Obenza, en toda España supondrá la desaparición del puesto de trabajo de 2.000 personas, y en el caso de Galicia serán 300 de los registros civiles en las ciudades y cien más, de los juzgados de paz de las villas.

Obenza detalló que la necesidad del registro civil es habitual para cualquier ciudadano pues se acude a él para registrar bodas, nacimientos y fallecimientos, nacionalizaciones, "pero también la fe de vida que necesitan varias veces al año, los que cobran pensiones del extranjero, y todo eso habrá que pagarlo", detalló. También explicó que cuando todo el papeleo pase a ser responsabilidad de los registradores de la propiedad, los nacimientos y defunciones serán gratuitos, "pero el resto de los documentos habrá que pagarlos y en ese paso irá la tasa que cobre el registrador y el impuesto que el Gobierno le cobrará a él".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada