El Registro Civil privado: una reforma inaceptable

Enlace al artículo escrito por Susana Salvador Gutiérrez, Magistrada Juez Encargada del Registro Civil de Madrid.

" Las críticas casi unánimes a la reforma del Registro Civil se centran en la inoportunidad política y económica de su privatización. El Registro Civil, informatizado y digitalizado desde el año 1950, se entrega gratuitamente a los registradores de la propiedad y se amplia ad nauséam el objeto del Registro Civil a actos jurídicos de contenido patrimonial, cuya inscripción en el Registro Civil será obligatoria para el ciudadano, que costeará íntegramente el servicio registral mediante el pago, no de tasas, sino de aranceles.

Mas allá de las evidentes consecuencias económicas del nuevo Registro Civil, ¿se mejora realmente el sistema registral en beneficio del ciudadano? El ciudadano pagará otra vez la informatización del servicio registral. Se ignoran los gastos ya realizados en la informatización del Registro Civil (140 millones de euros a costa del erario público). La implantación en el Registro Civil de las nuevas tecnologías es un hecho que hace innecesarias nuevas reformas e inversiones. A día de hoy todos los asientos registrales se extienden electrónicamente y están digitalizados a partir de 1950; los certificados se solicitan, tramitan y expiden electrónicamente..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada