CSI-F critica el silencio de Rajoy sobre privatización del Registro Civil y recuerda que tiene la última palabra

CSI-F ha criticado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy eludiera responder sobre los planes para "privatizar" el Registro Civil durante el Debate sobre el estado de la Nación y ha subrayado que es él quien tiene la última palabra en este asunto, que está siendo negociado "a escondidas" por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

El sindicato se ha pronunciado así en un comunicado después de que el portavoz de ICV, Joan Coscubiela, afeara a Rajoy, registrador de profesión, que no es "ético ni estético" que su Gobierno otorgue a los Registradores este servicio público y que el jefe del Ejecutivo guardara silencio sobre esta acusación.

CSI-F ha destacado que lo cierto es que hoy en día sigue vigente la carta del decano del Colegio de Registradores a todos sus afiliados comunicado que el Gobierno les ha encomendado esta función. Mientras tanto, los sindicatos únicamente han obtenido del Ministerio de Justicia la afirmación de que "no hay aún ninguna decisión tomada".

El sindicato ha subrayado que la privatización del Registro Civil suscita posiciones encontradas en el propio Ministerio de Justicia, por lo que la última decisión la deberá adoptar el presidente del Gobierno sobre la mesa del Consejo de Ministros.

"El presidente del Gobierno tendrá la última palabra sobre la privatización del Registro Civil, un proyecto que el ministro de Justicia ha negociado a escondidas con los colegios de registradores que, en el caso de que se lleve a término, recibirán la gestión de un servicio público que lleva funcionando de manera eficaz desde 1870", ha remarcado.

EL PSOE LO DEROGARÁ

Los sindicatos han mantenido este miércoles una reunión con el Grupo Parlamentario Socialista en la que han pedido que promueva mociones para que los ayuntamientos y las comunidades autónomas se opongan a la privatización del Registro Civil y defiendan el papel de los juzgados de paz.

Según CSI-F, los socialistas también pedirán la comparecencia del ministro de Justicia y del decano de los Registradores para que den cuenta de las negociaciones abiertas sobre este proyecto.

En el encuentro, han participado representantes de CSI-F, CCOO, UGT y la portavoz socialista Soraya Rodríguez, junto a los diputados Julio Villarrubia, Mario Bedera, Gabriel Echávarri y Laura Seara. Ha tenido lugar un día antes de las movilizaciones convocadas para todos los jueves ante los registros civiles.

Al término de la reunión, el portavoz de Justicia en el Congreso, Julio Villarrubia, ha puesto de relieve que este asunto ha generado "gran preocupación y alarma" y ha subrayado que su grupo luchará por evitar el "atropello" de concebir un servicio público como "un negocio para unos pocos".

Ha confiado en que el Gobierno "rectifique" y "no consume la privatización de un servicio público histórico y querido, como es el del Registro Civil". En caso de que no sea así, ha advertido de que el PSOE lo derogará cuando gane las elecciones ya que estos datos sensibles y fundamentales sobre la vida de las personas no pueden estar en manos de un grupo de personas que no están "cualificadas" en esta experiencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada