IU pregunta por qué dejan en manos de registradores de la propiedad el registro civil

El diputado de Izquierda Unida y portavoz en la Comisión de Justicia, Gaspar Llamazares, ha registrado una batería de preguntas escritas dirigidas al Gobierno en las que pide explicaciones de los planes que éste ya ha empezado a ejecutar para dejar la gestión del Registro Civil en manos del Colegio de Registradores de la Propiedad, con el consiguiente traspaso de funciones.

El parlamentario de IU detalla en la iniciativa que en una circular remitida el 12 de febrero a todos los registradores de España por el decano del Colegio de Registradores, Gonzalo Aguilera Anegón, el Ministerio de Justicia comunicó dos días antes que había adoptado la ‘decisión definitiva de asignar a los Registradores de la Propiedad la llevanza del Registro Civil’.

A partir de ahí, Llamazares interpela al Ejecutivo de Mariano Rajoy –a la sazón registrador de la propiedad en excedencia- acerca de “en qué fecha y en qué disposición oficial ha acordado el Gobierno la asignación de la llevanza del Registro Civil al Colegio de Registradores de la Propiedad”. Para concretar más, interroga también sobre “¿por qué el Gobierno negocia previamente con el Colegio de Registradores de la Propiedad todos los aspectos normativos, materiales y organizativos para la asunción de esta nueva competencia a los Registradores?”.

El portavoz de Justicia de IU valora que, según la circular, “la asignación del Registro Civil a los registradores se hace con plena capacidad auto-organizativa del Colegio de Registradores en los aspectos relativos a la organización territorial, material, y tecnológica del Registro Civil”, y añade que se realiza “con el agravante de que el coste de la plataforma tecnológica del registro no saldrá a concurso público, aunque sea el Estado quien la pague”.

Avisa que podríamos encontrarnos “ante un presunto delito de tráfico de influencias que podría interesar a la Fiscalía”. Además, advierte de que el Gobierno podría estar excediéndose “en la cesión de competencias que le son propias, al negociar con el Colegio de Registradores no sólo las condiciones de seguridad, sino el diseño del registro electrónico e, incluso, los aspectos relativos a una nueva demarcación registral, que requerirían nada menos que el acuerdo del Colegio”.

Conforme a dicha notificación por parte del Ministerio de Justicia, ya se habrían iniciado las conversaciones en la sede del departamento que dirige Alberto Ruiz-Gallardón, con la celebración de la primera reunión del decano de los registradores “con el subsecretario, secretaria general técnica y director general, para iniciar las conversaciones y negociaciones relativas a todos los aspectos normativos, materiales y organizativos para la asunción de esta nueva competencia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada