El Gobierno aparca la reforma del Registro Civil hasta 2017

El PP ha enmendado la reforma del Registro Civil para derogar todas las leyes vinculadas al traspaso de su gestión a los registradores de propiedad y mercantiles, y ampliar hasta junio de 2017 el plazo de entrada en vigor de la ley aprobada en 2011, que obliga a la desjudicialización de los registros.

De esta forma, se abre un periodo de negociación de dos años para que el Gobierno y los agentes implicados negocien una reforma que ahora arranca de cero, después de que el Ministerio de Justicia abandonase definitivamente su propuesta que encomendaba la gestión de los registros al cuerpo de registradores.

Todos los grupos parlamentarios se van a adherir a las dos enmiendas presentadas por el PP, que cumple de esta forma con el compromiso del ministro de Justicia, Rafael Catalá, de buscar una reforma "pactada y consensuada" con todas las partes implicadas, una vez que el plan del Ejecutivo era rechazado por la mayoría del sector.

Así, una de las enmiendas señala que "quedan derogadas cuantas normas se opongan a los previsto en la presente ley", es decir, se eliminan todas las iniciativas legislativas que encargaban la cesión del registro a los registradores.

Se trata del real decreto que otorgaba la gestión de los registros a los registradores mercantiles, así como la Ley de convalidación del anterior decreto en igual sentido y el papel de notarios y registradores en el proceso de concesión de la nacionalidad a los sefardíes.

Ya en la segunda enmienda, los populares fijan el 30 de junio de 2017 como la fecha de entrada en vigor de la ley aprobada en 2011 por el Ejecutivo socialista, que obliga a la desjudicialización de los registros, en lugar del próximo 15 de julio como figuraba en el plan inicial del Gobierno.

Eso sí, la medida que establece el registro de nacimientos y muertes desde el hospital seguirá adelante, si bien se amplía su entrada en vigor hasta el próximo 15 de octubre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada