Los localistas, en contra de la privatización del Registro Civil

La decisión de privatizar el Registro Civil, que hasta ahora solo había provocado la crítica de CCOO, ha terminado por llegar al ámbito político después de que el sindicato haya anunciado su pretensión de que la Ciudad se posicione al respecto.

Así, en una nota de prensa, Caballas se ha opuesto a esa pretensión de que el Registro pase a depender de los Registradores de la Propiedad y Mercantil. "Esta decisión", argumentan los localistas, "supone la destrucción de un servicio público fundamental, que todas las personas estamos obligadas a utilizar a lo largo de nuestra vida (desde el nacimiento hasta la defunción), y que ha venido siendo prestado con profesionalidad, objetividad, sigilo e imparcialidad, por los funcionarios al servicio de la Administración de Justicia", expone.

El Registro Civil dejará de ser un servicio público y por tanto gratuito, lo que a juicio del principal partido en la oposición, provocará que se convierta "en un negocio privado más, en manos de los registradores de la Propiedad y Mercantiles. Cobrarán un arancel por cada una de las operaciones en las que intervengan, que irá directamente a sus bolsillos. Se trata de una Ley que sólo suma privilegios a la ya privilegiada posición de los registradores", expone. Caballas ha decidido apoyar las iniciativas tendentes a recuperar el carácter de servicio público del Registro Civil, entre ellas, la Iniciativa Legislativa Popular promovida por los propios empleados públicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada