El personal del Registro Civil se movilizará contra la ´privatización´ de este servicio

Tras el anuncio del Ministerio de Justicia de que por el momento no tocará el mapa de los partidos judiciales y después de la reciente reforma que exime del pago de tasas a los ciudadanos, una de las mayores preocupaciones a día de hoy en los juzgados de Vigo se centraliza en el proyecto de reforma del Registro Civil que impulsa el Gobierno y que en la actualidad se tramita en el Congreso. Y para intentar frenarlo, funcionarios vigueses que desarrollan su labor en este servicio adelantan que llevarán a cabo medidas reivindicativas. Por lo de pronto, los numerosos ciudadanos que acuden a diario a esta oficina ya se están encontrando con carteles contra la "privatización" del Registro Civil y, en la puerta de entrada, con una esquela en la que de manera muy gráfica se denuncia el "fallecimiento" y "funeral" de este servicio judicial tras 144 años de historia. Un gesto simbólico con el que se quiere concienciar a los usuarios contra los planes del Ministerio de Justicia.

En el Registro Civil de Vigo, además de la juez y el secretario, trabajan 17 funcionarios. "La desinformación que tenemos es total", denuncia el personal, que alerta de que, con el traspaso del servicio a los registradores mercantiles, éste "dejará de ser público y gratuito". Advierten también de que "información muy sensible" de la ciudadanía estará "en manos privadas". En la actualidad, los expedientes de nacionalidad ya los resuelven los registradores de la propiedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada