"El Registro Civil no sólo se privatiza si no que se pretende inflar sus competencias para que tengamos que pasar por caja"

Desde el Sindicato STAR han señalado que "el Registro Civil no solo se privatiza, si no que además se pretende “inflar” sus competencias para que los ciudadanos tengamos que pasar por caja habitualmente para trámites que ahora no precisan de la correspondiente inscripción". 

Afirman que el Gobierno está negociando con el Colegio de Registradores la privatización del Registro Civil, pero no solo en aquellas competencias actuales de esta instancia del propio Ministerio de Justicia, si no en aspectos relacionados con nuevos cometidos que convertirían en obligatorios trámites que ahora no son necesarios. En concreto indican desde STAR, que el Ministerio en su “borrador de enmiendas” incluye trámites tales como, la inscripción y revocación de poderes, todo lo relacionado con el Libro de Familia, expedición de citado Libro, régimen económico, vecindad civil, inscripción de cambios de nombre y apellidos de parejas de hecho, etc. "No se queda ahí, ya que el propio borrador anuncia de forma indeterminada que quedará abierto para el futuro a otros hechos o actos que puedan comportar aranceles e ingresos para los registradores y por tanto un coste para cada uno de los ciudadanos que estén obligados a inscribir cualquier acto, tanto de los actualmente previstos como de los que en un futuro puedan incorporarse. 2¿Donde queda la palabra dada por el Ministerio en cuanto a que estos trámites no supondrían encarecimiento o coste alguno para los ciudadanos?", se preguntan.

Todo ello, afirman, coincide con la finalización de presentación de enmiendas a los proyectos de ley de jurisdicción voluntaria donde se atribuyen a los Notarios numerosas competencias en detrimento de funcionarios de Justicia entre otros; con trámites gratuitos pero también con trámites de pago como los expedientes de matrimonio. Y también coincide con la tramitación de la mediación extrajudicial que está incluida en el Real Decreto de Segunda oportunidad que incluye también aranceles para Notarios.

Por otro lado, desde el sindicato indican que "los empleados del registro civil temen que, si este servicio público se transfiere finalmente a los registradores mercantiles, los datos sensibles de los ciudadanos queden en manos privadas y además se inflen los conceptos por los que se cobre al ciudadano para hacer más rentable el negocio. Será la mayor base de datos que exista en España en cuanto a datos como propiedad, familia, hipotecas, residencia, etc.... Si esto no se para, desde el próximo julio los registradores podrán compartir el servicio con los funcionarios, que serían trasladados a partir de enero del 2017 y tendrán preferencia para elegir destino".

Desde STAR van a ver en los próximo días "si esta situación de aclara y se recupera la cordura", puesto que los funcionarios del Registro Civil "tienen derecho a no vivir en permanente estado de inestabilidad en sus puestos de trabajo y los ciudadanos no deben verse sometidos a la obligación de realizar trámites costosos y obligatorios para satisfacer el negocio de unos cuantos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada