El Registro Civil, sin rumbo

El Gobierno lleva más de un año de conversaciones con los registradores de la propiedad para ceder las funciones del Registro Civil

Los funcionarios viven con la incertidumbre de no saber qué pasará con ellos



Los funcionarios del siguen manifestándose para que el Registro Civil permanezca en el ámbito de la administración jurídica y no sea privatizado y gestionado por los registradores de la propiedad. Unos cuarenta trabajadores llevan dos meses manifestándose cada jueves a las puertas del Juzgado de la avenida Reyes Católicos. Se trata de una “lucha” que comenzó hace un año, cuando el Gobierno comenzó a mantener conversaciones con los registradores de la propiedad para externalizar el Registro Civil.

Al grito de “el registro no se vende, se defiende” los manifestantes se hacen oír en protesta por una privatización que supondrá perder los 120 millones de euros invertidos en la digitalización de la administración y el empeoramiento del servicio.

Por otra parte, la Ley del Registro Civil aprobada en la era Zapatero entrará en vigor el próximo mes de julio, y los funcionarios aún desconocen si entrará o no en vigor finalmente. Alberto Arroyo, portavoz del Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ), ha pedido respeto hacia los funcionarios que se ven afectados, por la incertidumbre que viven desde hace un año.

Desde el sindicato no descartan volver a repetir la manifestación a nivel estatal que llevaron a cabo el pasado mes de enero, en próximas fechas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada