IU tacha a Catalá de falta de transparencia y le acusa que su proyecto de privatización del Registro Civil, con base a acuerdos ocultos con los registradores, se enmarca en la concepción que tiene el Gobierno del PP de la justicia como mercado y no una justicia de servicio público

Extracto de la intervención de Gaspar LLamazares, Diputado del IU, con motivo del debate sobre el Proyecto de Ley de Medidas de Reforma Administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil celebrado en el Congreso de los Diputados el día 11 de diciembre, tras la intervención del Ministro de Justicia en que anunció que presentará enmiendas a este Proyecto de Ley para avanzar en la privatización del Registro Civil.

…Señor Catalá, hace dos siglos en España hubo un rey al que se denominó el Deseado; no pasaron siquiera unos meses en que fuera el repudiado. Después de un periodo difícil en el Ministerio de Justicia, usted ha generado en esta Cámara una expectativa —al menos en los procedimientos parlamentarios— de diálogo, de negociación, de mayor seguridad jurídica. Nosotros hemos mantenido esa expectativa, se lo dijimos prácticamente desde su primera comparecencia, lo que ocurre es que no ha pasado ni siquiera un tiempo prudencial y esa expectativa se ha roto. Algunos grupos parlamentarios ya lo hemos dicho en esta Cámara, qué tiene que ver con el diálogo y la negociación una ley sobre interpretación y traducción en el ámbito penal que ustedes consideran que es intocable y de las cincuenta enmiendas me parece que solamente aceptan dos enmiendas en relación con el lenguaje de signos. Parece que con ustedes ya solamente se dialoga con lenguaje de signos.

Pero hoy, además, en relación con la seguridad jurídica, nosotros, que no habíamos presentado enmienda a la totalidad, nos hemos visto sorprendidos de nuevo, no hemos agotado nuestra capacidad de sorpresa respecto al registro —no hemos agotado la capacidad de sorpresa aunque deberíamos haberla agotado ya— y nos hemos visto sorprendidos también con la rara fórmula que tiene el Grupo Popular de entender la enmienda. La única enmienda que existe para el Grupo Popular es la autoenmienda; es decir, las únicas que ustedes van a recoger en este debate parlamentario de una nueva reforma del Registro Civil son las enmiendas que se presenta a sí mismo el Grupo Popular, y no son enmiendas menores. De alguna manera significan un nuevo paso en este despropósito en que se ha convertido la privatización del Registro Civil, que no se puede llamar de otra manera. Cuando deja de realizarlo un funcionario público y quien lo realiza lo hace con cargo a actividad y por esa actividad tiene un arancel, es un funcionamiento clásico de la política liberal, de la política de mercado. Por tanto, se trata de una sustitución del servicio público por una justicia de mercado, que es la que nos proponen hoy aquí también con esta iniciativa.

...Esta iniciativa legislativa tiene que ver con el Registro Civil, y después de la ley eléctrica, es la ley más modificada a lo largo de esta legislatura, creo que llevamos trece o catorce decretos sobre el sistema eléctrico; y en esta materia llevamos bastantes modificaciones legales. Ahora no basta únicamente esta modificación legal, que era una modificación eminentemente técnica, sino que nos acaba de decir que en la técnica jurídica que ha instalado el Partido Popular en esta Cámara, ustedes van a presentarse autoenmiendas que modifican de manera radical esta propuesta. La modifican de manera radical, ha dejado de ser técnica y se inscribe en el proceso de privatización del Registro Civil. Además, en un proceso de privatización donde ustedes no hacen honor a una de sus proclamas de legislatura, a la transparencia. Nos ha dicho que han cambiado de posición; que ya no hay una construcción intermedia, un ente público intermedio, sino que ya va a ser una gestión directa, la de esa plataforma informática. ¿Nos puede decir cuál ha sido la razón? ¿Qué han negociado ustedes con la mayoría del Colegio de Registradores? Porque la bonhomía se les  supone; pero eso de gratis et amore no parece que sea el mecanismo habitual y mucho menos en una profesión que, por mucho que tenga responsabilidad pública, se paga con cargo a aranceles. Y ahí normalmente la deducción es lo que ustedes han dicho de manera directa; es decir, que este tipo de gestiones no tendrán precio. Aunque los ciudadanos para los notarios y los registradores son clientes, para ustedes seguirán siendo ciudadanos de pleno derecho que hacen ejercicio de sus derechos, pero si bien no pagan directamente, la siguiente pregunta es: ¿Y pagará la Administración pública indirectamente? ¿Lo hará a través de la autorización de nuevos aranceles a los registradores? Porque, desde luego, los registradores no van a perder en todo esto. Aunque ganan mucho, no van a perder; eso es evidente.

Tampoco nos ha dicho qué ha pasado con el oscuro objeto del deseo, porque en todo esto el oscuro objeto del deseo es la plataforma informática, que enfrentó al Gobierno con una parte de los registradores y ahora parece que ha conciliado al Gobierno con otra parte. Tienen ustedes que decir a la Cámara cuál ha sido el pacto entre bambalinas, porque desde luego no es transparente ni es público. ¿Qué ha cambiado de la propuesta inicial, de la modificación posterior, de la posterior modificación, de las ene modificaciones a esta propuesta que usted trae aquí mediante una autoenmienda, porque los grupos parlamentarios tenemos que situarnos en esa materia? He de decirle que nosotros no hemos presentado enmienda de totalidad porque era un proyecto puramente técnico, que tenía que ver fundamentalmente con la subasta judicial electrónica, pero, a tenor de sus declaraciones y de las autoenmiendas del Grupo Parlamentario Popular, ustedes convierten este proyecto de ley en el enésimo proyecto de ley de privatización del Registro Civil, que en nuestra opinión tiene consecuencias para los ciudadanos. Son temas de derecho y de derecho fundamental, la intimidad de los ciudadanos, que no puede quedar en manos de aranceles y de actividades de carácter privado, en nuestra opinión. Hablamos de temas fundamentales; hablamos también, como he dicho antes, de la posibilidad de equilibrar mediante aranceles el precio que pueda tener esa materia y hablamos de una plataforma informática, oscuro objeto del deseo económico, que ustedes no han explicado y que pretenden introducir en este proceso parlamentario. Por esa razón, mi grupo va a votar favorablemente la enmienda, aunque no la ha presentado, porque considera que estas cosas tienen que hacerse de forma mucho más seria de lo que lo ha hecho el Gobierno.

… Todas esas razones nos llevan —fundamentalmente, la razón de la privatización del Registro Civil— a oponernos a esta iniciativa. No es importante la iniciativa en sí misma. Esta iniciativa es solamente un nuevo vehículo para sus acuerdos con los registradores y para una política de privatización, en este caso del Registro Civil, no muy alejada de la concepción que tiene el Gobierno de la justicia, una justicia de mercado y no una justicia de servicio público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada