CCOO propone enmiendas al proyecto de ley de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes, rechazando su tramitación por los Notarios y el establecimiento de una tasa para todos los expedientes de nacionalidad

CCOO presentó la semana pasada en el Congreso de los Diputados una carta dirigida a los grupos parlamentarios por la que solicita que presenten las enmiendas propuestas por CCOO al Proyecto de Ley en materia de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes, que se encuentra en fase de ampliación de enmiendas al articulado. Este proyecto de Ley establece que serán los Notarios quienes levanten acta de notoriedad de la condición de sefardí y el pago de una tasa para todo tipo de expediente de nacionalidad.

Con el proyecto de Ley se quiere introducir en la tramitación de los expedientes de adquisición de la nacionalidad española de los sefardíes un nuevo instructor, como serían los Notarios, como puerta de acceso de la atribución futura a los mismos de todos los expedientes de nacionalidad española, que se tramitarían de igual forma y saldrían fuera del ámbito del Registro Civil, que únicamente intervendría para la práctica de la inscripción de nacimiento de los solicitantes. Así lo ha manifestado el actual Director General de los Registros y del Notariado, en un artículo aparecido en el Diario El Pais de 11 de enero de 2015, quien dice que lo prioritario en el sistema de adquisición de la nacionalidad española por residencia es que “sea completamente telemático y que los notarios se encarguen del trámite”.

Para CCOO la atribución a los Notarios de la tramitación de los expedientes de adquisición de la nacionalidad española por residencia supondría la privatización de actuaciones que hoy realizan sin coste alguno para los solicitantes los Registros Civiles. Los extranjeros que quieran adquirir la nacionalidad española tendrían que acudir ante el Notario para tramitar el correspondiente expediente, previo pago del arancel correspondiente, lo que constituye claramente la privatización de un procedimiento cuya competencia corresponde al Ministerio de Justicia, tal y como establece el artículo 21 del Código Civil.  

Como viene denunciando CCOO los Notarios no forman parte de la Administración General del Estado, ni están integrados en las Administraciones Públicas. Además, el personal que trabaja en las Notarías no son funcionarias/os públicos, y en la tramitación electrónica de los expedientes de adquisición de nacionalidad española por residencia que quiere aprobar el Gobierno, quien tramite dichos expedientes tendrá acceso a bases de datos muy sensibles ( Registro Central de Penados y Rebeldes, Dirección General de la Policía, etc), por lo que en aras de la protección de datos de carácter personal, el derecho a la intimidad personal y familiar,  y el procedimiento  administrativo y por tanto público de adquisición de la nacionalidad española resulta obligatorio y forzado que su tramitación sea encomendada completamente a funcionarias/os públicos.

El proyecto de Ley establece asimismo la introducción de una tasa de 75 € para todos los procedimientos de obtención de la nacionalidad española por residencia, carta de naturaleza o dispensa. CCOO rechaza de plano esta tasa cuya introducción pone de manifiesto que lo dispuesto sobre la gratuidad de los servicios del Registro Civil en la D.A. 22 de la Ley 18/2014  no supone realmente ninguna garantía al respecto. Además  con este proyecto se pretende entregar a los Notarios la tramitación de la nacionalidad, los cuales, como hemos denunciado,  cobran el correspondiente arancel por sus servicios profesionales por ser la forma de retribución de sus servicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada