Justicia dará vía enmienda el Registro Civil a los registradores y el PSOE pregunta si es orden del "registrador Rajoy"

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha anunciado este jueves que la encomienda de la gestión del Registro Civil a los registradores mercantiles se hará vía enmienda al proyecto de ley que obliga a los centros sanitarios a comunicar electrónicamente los nacimientos y fallecimientos a estas oficinas.

Así lo ha hecho saber en el Pleno del Congreso de los Diputados, donde el PSOE ha defendido la retirada de este proyecto de ley y el resto de grupos de la oposición ha coincidido en cargar contra la "privatización" del Registro y criticar que un cambio de modelo de tan calado se realice a través de enmiendas.

"¿Le ha sugerido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, registrador de la propiedad en Santa Pola, entregar el Registro Civil al Cuerpo de Registradores?. Esta es la gran pregunta", ha preguntado el diputado socialista Mario Bedera, encargado de defender la enmienda de totalidad de su grupo.

Catalá ha advertido de que los Registros Civiles han acabado "colapsados" y que el 50 por ciento de las quejas recibidas sobre el funcionamiento de la Justicia se refiere al Registro Civil, sus tiempos de espera, sus horarios de atención al público o sus insuficientes plantillas.

Según ha explicado, la nueva estructura girará en torno a oficinas generales en capitales de provincia, islas y poblaciones de más de 100.000 habitantes con la colaboración de consulados y oficinas colaboradoras, como juzgados de paz y registros de la propiedad.

Tras criticar que la norma aprobada durante el Gobierno de José Luis Rodríguez
Zapatero que desjudicializaba el Registro Civil no contenía una medida económica "rigurosa", Catalá ha defendido que poner este servicio en manos de los registradores no es una "contrarreforma" y calificar de "demagógico" considerarlo una privatización.

"Me parece sorprendente que se quiera dudar de la condición de funcionarios públicos de los registradores de la propiedad y mercantiles", ha agregado el ministro.

"ALGO HUELE A PODRIDO"

Por su parte, el diputado socialista Bedera ha preguntado a Catalá si ha recibido este "encargo" de Mariano Rajoy, registrador de la Propiedad de profesión y si este colectivo pasará a ser "beato desinteresado por su contribución al bien común" sin cobrar nada a cambio por esta gestión.

"Nos piden un cheque en blanco que el PSOE no está dispuesto a dar porque sucede como en Hamlet, 'Algo huele a podrido en Dinamarca'", ha proseguido Bedera. El PNV, por boca de Emilio Olabarria, ha dado su apoyo a su enmienda de totalidad ante los "enigmas de la peculiar reforma del Registro Civil".

Olabarria ha recordado que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaró en 2009 que la actividad de los registradores se produce en el mercado asimilable a una profesión liberal.

La Izquierda Plural también ha mostrado su intención de votar a favor de la enmienda de totalidad al entender que la "privatización" supone la "mayor injerencia sobre el Poder Judicial" de los últimos años y ha exigido explicaciones sobre "el oscuro objeto de deseo", la plataforma informática del Registro Civil y sobre cómo influirá a otros aranceles de los registradores.

La líder de UPyD, Rosa Díez, ha anunciado la abstención de su grupo al no considerar suficiente la iniciativa socialista para devolver el texto al Gobierno. Desde CiU, Jordi Jané, ha dicho que se abstendrán con la confianza de que se despejen "las sombras de duda" durante el trámite parlamentario.

El portavoz del PP en materia de Justicia, José Miguel Castillo Calvín, ha defendido la necesidad de la reforma al implicar una "poda burocrática y un tijeretazo a las colas" que discurren frente a las ventanilla de los Registros.

Además, el diputado 'popular' ha aplaudido cómo Catalá ha seguido adelante con un calendario "realista" para sacar adelante su hoja de ruta, frente a los "temores" de quienes cuestionaran que fuera posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada