El Registro Civil de A Estrada estará operativo hasta julio del próximo año

El Registro Civil de A Estrada que luce desde mediados de año un lazo negro anunciando su fecha de defunción en el año 2014 tras 143 años de servicio se mantendrá operativo por lo menos hasta julio de 2015. A pesar de que con la reforma planteada por el ex-ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, se preveía que dejase de estar operativo a finales de 2014, las modificaciones aplicadas en la ley aseguran su mantenimiento hasta el 15 de julio. Una vez pasada esta fecha todavía está por definir como se procederá, por lo que desde el registro de A Estrada prevén que no será un parón repentino de la actividad.

El Gobierno central aprobó el pasado mes de octubre la modificación de la ley que afecta a estas entidades y que provocará que sus funciones sean encomendadas a los Registradores de la Propiedad. Además con la entrada de esta ley el Registro Civil pasará a conocerse como Oficinas del Registro Civil y Mercantil. En A Estrada se realizaron numerosas manifestaciones en contra del cierre de esta entidad, que provocaría que los vecinos tuvieran que trasladarse hasta Pontevedra para realizar trámites gratuitos como inscribir a un hijo en el registro.


Nota: esta es la primera gran consecuencia de la privatización del Registro Civil y su asunción por los Registros Mercantiles: la desaparición de todas las oficinas de Registro Civil ubicadas en municipios que no sean capitales de provincia, cualquiera que sea su población. La Ley 20/2011 abrió la veda para suprimir los registros civiles de los pueblos, al establecer que sólo habría una oficina general de Registro Civil por comunidad autónoma, más otra por cada 500.000 habitantes y otras dos más posibles en función del territorio. La Ley de Gallardón restringe aun más la localización de las oficinas de Registro Civil, pues sólo habrá allá donde haya Registro Mercantil, es decir, capitales de provincia.

Que nadie se engañe con la posibilidad de que las solicitudes de cualquier trámite puedan efectuarse en los Juzgados de Paz. Estos no tendrán capacidad de certificar y los libros del Registro Civil, historia de cada municipio de los últimos 145 años, se guardarán en un almacén lejos de la localidad que los vio nacer. Y todo para que los Registradores Mercantiles hagan caja, consoliden su posición en el tráfico jurídico frente a las criticas de la Unión Europea por su función calificadora y sus retribuciones, y se hagan con el pastel de la seguridad jurídica preventiva, en detrimento de Notarios y Administraciones. 

Por eso es fundamental que entre todos paremos la privatización del Registro Civil. Aún estamos a tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada